Acto de apertura FICiP 2017

Una verdadera fiesta del cine

 

Pese a la llovizna y al feriado que dejó a Buenos Aires bastante desolada, la apertura de la 7°edición del Festival Internacional de Cine Político, fue multitudinaria, entusiasta y demostró una vez más la actitud apasionada de un público que se interesa por estar al tanto de la problemática de otros cines, que es estar interesado en la vida de los otros.

Desde muy temprano la cola frente a quienes entregaban las entradas fue exigente y tumultuosa. Muchos, no que no habían hecho reservas por internet se agrupaban deseosos de asistir a la proyección de Bilderberg, The movie, el film elegido para el inicio oficial de la muestra.

Sin duda, el interés por conocer quiénes y de dónde venían estos integrantes del Club Bilderber que están decididos a manejar el destino del mundo generó un enorme interés.

Fue así que cuando a las 20,20 cuando los organizadores dieron la orden de dar puerta la sala se colmó de inmediato.

Las primeras filas fueron ocupadas por los protagonistas, es decir directores, productores, jurados, invitados especiales fueron nombrados uno a uno por Osvaldo Cascella responsable de la conducción y co director del festival, en medio de sonoros aplausos aludaron el ingeniero de sonido venezolano Victor Luckert, el director boliviano Jorge Sanjinés (Juana Azurduy, guerrilera de la Patria Grande), los brasileños Simón Iliescue y Luiz Fernando Emediato (protagonista y productor de Al otro lado del Paraiso), Sandro Langer (Olympia 2016), y el director Caio Cavechini (Entre los hombres de bien);  el director cubano Froilán González García, Historia de Ita, Tania la Guerrillera; el director local Rodrigo Fernández Engler (Soldado argentino sólo conocido por Dios)  más la diputada y ex presidenta del INCAA Liliana Mazure.

Y bajo la mirada atenta y feliz (pese al infinito cansancio de llevar a la concreción un festival para el cual se presentaron más de 600 películas de las cuales seleccionaron las casi 90 que integran la muestra), de Clelia y Clara Isasmendi, mas Mauro Simone y Osvaldo Cascella, las luces se apagaron la pantalla se iluminó para el inicio de la esperada Bildelberg, the movie  y todos respiraron aliviados. El Festival estaba por séptima vez rodando a sala llena y nada lo podía detener.

Por Nora Lafón.

Compartir